¡Advertencia! La pantalla OLED del iPhone X puede sufrir cambios visuales.

Ha llegado ya, el tan esperado iPhone X, el cual tiene una pantalla OLED, una tecnología pionera en los dispositivos de Apple. Sin embargo, aun que tiene muchas ventajas en la iluminación, el consumo de energía y el contraste, este tipo de pantallas también tienen ciertas desventajas. Es por esta razón que la empresa estadounidense avisa a sus usuarios de los inconvenientes que podrían presentar.

En todas las pantallas de este tipo se pueden encontrar dos problemas principales, los cuales también tiene este nuevo iPhone, el primero es que los colores cambian de una tonalidad en ciertos ángulos en concreto, ya que, si somos cuidadosos en los ángulos muy abiertos, podemos observar como los colores de la pantalla cambian muy ligeramente.

El segundo problema es, el quemado de la pantalla, cosa muy común que ocurre en el tipo OLED, puesto que, si se expone a un periodo de tiempo largo una imagen, los LEDs pueden quemarse y se queda como una sombra en la pantalla.

Samsung fabrico las pantallas del iPhone X, pero fue diseñada y calibrada exclusivamente por Apple, por lo tanto, no cuenta con los colores saturados de un Galaxy. Se espera que la empresa de la manzanita incluya mejoras para evitar este tipo de problemas comunes en las pantallas OLED.

¿Esto es un problema si quisieras adquirir tu iPhone X? Déjanoslo en los comentarios

Vamos, déjanos un comentario!

A %d blogueros les gusta esto: