La adiccion al smartphone

En un inicio era más un lujo que una necesidad tener un teléfono celular para comunicarnos desde cualquier parte sin la necesidad de permanecer estáticos por los cables.

Con el nacimiento del teléfono inteligente llegaron muchas herramientas que nos facilitaron la vida, como tener una cámara en todo momento, juegos portátiles, herramientas tan básicas como una calculadora, hasta conexiones a la red mundial de información.

Todo esto, aunque desarrollado para una mejor comunicación con el mundo, se ha vuelto poco a poco una adicción que puede llegar a niveles alarmantes y peligrosos en muchos sectores de nuestra sociedad.

Desde generar problemáticas que se han vuelto tan comunes que ya ni siquiera las tomamos en cuenta, como alguna paranoia por el famoso Visto o palomilla azul, no prestar atención a nuestros amigos y seres queridos, a nuestro entorno. Por tener la necesidad de estar siempre conectados a nuestro smartphone.

Llegar a comprometer nuestra propia integridad física y moral, incluso afectando a nuestros familiares y amigos por proporcionar información no necesaria en redes sociales, sin mencionar los momentos que nos estamos perdiendo.

Incluso llegando a un extremo total de adicción, en donde creemos que, por contestar un mensaje, cambiar una canción o simplemente sostener nuestro equipo, dependiendo en el lugar donde nos encontremos, en las manos representa una amenaza para quienes nos rodean, conduciendo, mientras cruzamos una calle, en el subterráneo, un sinfín de escenarios posibles.

Amigos seamos conscientes del uso de nuestros dispositivos, están diseñados para hacernos la vida más fácil, no para quitárnosla poco a poco, si, debemos admitir que son elegantes, atractivos y costosos.

Tengamos cuidado para poder seguir disfrutando de todas las maravillas que el mundo de la tecnología nos ofrece día a día, grabando y tomando fotos con grandes resoluciones, escuchando música sin la necesidad de cables, transmitiendo en vivo nuestras vivencias e inmortalizándonos.

 

Si el post fue de tu agrado te invitamos a dejarnos un comentario.

Vamos, déjanos un comentario!

A %d blogueros les gusta esto: