Al parecer Android esta harto de que cada fabricante haga lo que quiera con sus actualizaciones es por esto que, con la llegada de su onceava versión, será obligatorio la llegada de parches de seguridad o mejoras del sistema operativo.

Google se pone las pilas con sus versiones mas recientes de Android, pero como es costumbre dependiendo del fabricante es liberada la actualización, esto hace que se ciertos dispositivos estén más retrasados que otros, pero esto podría cambiar con la llegada de Android 11.

¿Cómo hará Google que los fabricantes actualicen el sistema operativo de sus smartphones?

Bueno para empezar hay que explicar el seamless updates, este se introdujo desde Android Nougat, ayuda al reinicio del dispositivo durante las OTA donde se crearan 2 partes del sistema A/B, una estará activa durante la actualización mientras que la otra se desactivara. Cuando ya se realizo la actualización, la parte inactiva va a reiniciar el teléfono para así volver a ser la parte dominante de nuevo.

Su principal función del Seamless Updates es que en dado caso de error en la actualización solo tienen que regresar a la versión anterior, sin necesidad de borrar datos.

Aquí es donde entra Google y Android 11. La compañía estadounidense revisara si cada equipo tiene esta función y pasa la prueba del Google Mobile Services (GMS). Si no es así los fabricantes están obligados a instalarla en sus diferentes dispositivos.

Esta función ya se encuentra disponible en smartphones como Motorola, OnePlus, Sony, HTC y Asus, las empresas que no la tienen es Samsung, Huawei y Oppo.

Así Google podrá homogeneizar sus actualizaciones en un futuro próximo.

Cuéntanos ¿tu teléfono posee esta función? ¿Crees que está bien que Google obligue a las empresas a actualizar Android? Déjanoslo saber en los comentarios.

 

Vamos, déjanos un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.